LA LIBELULA




¿Qué simboliza la libélula?

La libélula, en casi todas las partes del mundo, simboliza el cambio en la perspectiva de la auto-realización, la madurez mental, emocional y la comprensión profunda del significado de la vida.

Su vuelo a través del agua representa un acto de ir más allá de lo que está en la superficie y mirar en los aspectos más profundos de la vida.

El vuelo ágil de la libélula y su capacidad de moverse en todas las direcciones destilan una sensación de poder y equilibrio, algo que sólo viene con la edad y madurez.

La libélula expone matices tanto en sus alas como en su cuerpo. La iridiscencia es la propiedad de un objeto a manifestarse en diferentes colores dependiendo del ángulo y la polarización de la luz que incide sobre él.

Se asocia también con el descubrimiento de las propias capacidades al desenmascarar el Yo real y la eliminación de las dudas que uno proyecta en su propio sentido de la identidad.

Vive  la mayor parte de su vida como ninfa, no como adulto, estado en el que solo vive unos dos meses. La libélula adulta lo hace todo en este poco tiempo. Este estilo de vida simboliza y ejemplifica la virtud de vivir en el momento y vivir la vida al máximo, siendo consciente de lo que eres, dónde estás, lo que estás haciendo, lo que quieres.

Sus ojos,  definen una de las más increíbles e impresionantes vistas inspiradoras, puede ver en 360 grados alrededor, simboliza la visión desinhibida de la mente y la capacidad de ver más allá de las limitaciones del ser humano.